Comerse las palabras

Tapas 59 / Diciembre 2020

Métete un lápiz en la boca -transversalmente claro, no a lo faquir-, muerde bien e intenta hablar. Es el ejercicio básico que utilizan los logopedas para hacer vocalizar mejor a los atropellados, a los que no mastican, a los que se tragan las palabras. A los tragaldabas. Aquí te dejo cuatro términos para ejercitar.

Chenchén: plato propio de la República Dominicana, elaborado con harina, maíz, aceite, sal y coco. Cosecha propia: plato favorito de Julio Iglesias en la casa de Punta Cana.

Estevia: planta tropical originaria de Sudamérica, de cuyas hojas se obtiene un edulcorante sustitutivo del azúcar. Cosecha propia: se sabe que la remolacha y la estevia no se hablan.

Faláfel: plato típico de la cocina árabe y del Oriente Medio, consistente en bolsas fritas de pasta de garbanzos u otras legumbres aliñada con cebolla, ajo, cilantro o perejil y especias. Cosecha propia: rótulo luminoso de dudoso mal gusto que contamina la estética de las ciudades como antaño lo hizo el arroz a la cubana.

Nacho: trozo triangular de tortilla de maíz, típico de la cocina mexicana, que frito se toma como aperitivo, generalmente acompañado de salsas espesas. Cosecha propia: mi amigo del cole, el abuelo.

La RAE las acaba de incluir en su diccionario. El diccionario de la RAE es más sabroso así.


Todavía puedes hacerte con tu ejemplar de Tapas 59

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -