¿Tienes hambre?

Guía Tapas / 2019

Yo sí. Tengo más hambre que un vega­no en Á vila. Que un piojo en una pelu­ca. Mucho más que un piojo en la cabe­za de un peluche. Más hambre que un maestro de escuela pública. Tengo más hambre que Victoria Beckham. Más que Scooby Doo en ayunas. Tengo más hambre que el perro del Chocapic. Que el perro de un perroflauta. Más hambre que el perro de un afilador, que se comía las chispas por probar algo caliente. Que el oso hormiguero de la Pantera Rosa. Tengo más ham­bre que Falete en un Naturhouse. Que Tom Hanks en Náufrago. Que un león de circo, que un caracol en un espejo. Más gusa que los dueños de un Bloc­kbuster. Más apetito que El Coyote de El Correcaminos. Que un caníbal en Cuaresma. Me rugen las tripas …

¿Hace cuánto que no tienes ham­bre? Hambre física, ese cosquilleo que te pone de mala leche, de me co­mería un camión de cuatro ejes, me comería a un tío vivo (no un tiovivo) por los pies. Me comería tus harapos aunque me diese un cólico de trapos.

Cuando te quites las ansias, ami­go y amiga Carpanta, TAPAS te dice dónde comer y beber bien este año. Y luego… una buena siesta.


Todavía puedes hacerte con tu ejemplar de Guía Tapas 2019

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -