Juego de chorizos

Tapas 42/ Abril 2019

Los chorizos no pueden con él. Chechu no es de los que atan los perros con longaniza. Monzón es grande. El Gran Wyoming es tan grande como el estado del que toma su nombre (577.737 habitantes).

Azote de politicastros, odiado por la derechona, aplaudido por la bohemia al frente de sus banda de Insolventes, Wyoming no deja indeferente porque no calla. Su verborrea es verbo con gonorrea. Sabe que ametralla pero
al menos avisa. Ya nos ametrallan otros que solo se foguean a costa del respetable.

La cover de Tapas nació como debió haber venido al mundo esta revista, de tapeo, come que te bebe y viceversa.
Hay bares que se despiertan cuando se cierra la reja de la puerta. Eso le pasa a Zoko, el pie en Madrid de Peter y sus secuaces, que primero conquistaron a la bohemia de Zahara y ahora tienen a los ‘camellos’ de El Retiro patas arriba.
Dicen que sus clientes son zokoadictos. Prueba a ver. ¡Atención a lo que va a pasar en la calle Ibiza agitada por José Andrés!, que va a convertirse en la alternativa al Jorge Juan del genial Sandro Silva.

«¿Y si le ponemos unos chorizos en vez de tirantes … ?». Las carcajadas del agitador Mikel Urmeneta se escucharon hasta en Pamplona. La idea es suya y del apandador del periodismo Jon Sistiaga. Y de sus secuaces. ¿Hay mejor manera de reventar un bareto que unir a cuatro amigos con ganas de dar guerra y ‘untarlos’ con acciones y cerveza gratis? Wyoming se puso los tirantes en homenaje -de choco y chirigota- a Larry King y empezó con el atizador a mover las brasas.

No hay término medio en el El Intermedio. Reparte a diestro y siniestro y deja para el espectador la mejor parte.


Todavía puedes hacerte con tu ejemplar de Tapas 42

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -