«El alma de Leica siempre será la fotografía»

Forbes 70 / Febrero 2020

Algunos amantes de la fotografía aseguran que en el siglo XXI todo el mundo es capaz de disparar una imagen pero realmente pocos son capaces de mirar. Entonces, ¿qué es más importante, tener una buena cámara o ser un buen fotógrafo? Seguramente las dos cosas sean fundamentales, Y es que mirar, que proviene del latín mirari (admirarse), requiere de un buen ojo pero también de una buena herra­mienta. Y eso es justo lo que la magia de Leica necesita para seguir alimentándose: innovación tecnológica y un ojo entrenado. Kurt Doyran, vicepresidente de ventas glo­bales de Leica, nos descifró todas las claves en la apertura de la nueva tienda de la marca en Madrid (calle de José Ortega y Gasset, 34).

Quienes no conozan nada de esta firma centenaria tienen ahora la oportunidad de aden­trarse en un universo singular, diferente, ajeno a cualquier moda. A lo largo del siglo XX han sido muchos los fotógra­fos que han trabajado con las cámaras de la casa. De Hen­ri Cartier-Bresson a Robert Capa, pasando por Sebastiao Salgado o Alex Webb, hasta llegar a Joel Meyerowitz. La fotografía moderna no se puede entender sin las cinco letras de esta compañía germana,

¿Cuándo y cómo llega un ejecutivo como tú a la familia de Leica?

Llegué hace dos años aproxima­damente a la firma. Anterior­mente trabajé como responsa­ble de ventas de Loewe, la firma alemana de televisores, equipos de audio y vídeo. También es­tuve durante muchos años en Son y, siempre en el ámbito de las ventas.

¿Qué diferencias y similitudes com­parten estas marcas?

Leica y Loewe forman parte del sector premium de la electrónica de consumo. Hay mucha arte­sanía y unos acabados que reve­lao la calidad de los diseños. Si lo comparas con otras marcas1 la diferencia se percibe muy rápi­do con solo tocar los diseños. El touch andfeel (tócalo y siéntelo) es una filosofía que no falla.

¿Cuál es el espíritu de Leica en el si­glo XXI? Sus clientes ya no son solo profesionales de la fotografía.

A diferencia de una televisión o un altavoz1 cuyo uso se limita a mirarlos o escucharlos, Leica es un instrumento. Con todo lo que eso significa. Leica exige algo de ti para sacar buenas fo­tos, ya que tienes que crear. Con otros objetos electrónicos solo tienes que ponerlos en marcha y disfrutar. Hay una comunidad apasionada sobre la fotografía que valora mucho lo que sig­nifica Leica, y ahora la soste­nibilidad y la durabilidad son asuntos mayores. Fijémonos, por ejemploo, en que algunas lentes antiguas de Leica todavía se pueden usar perfectamente. Esa es la evidencia definitiva de la sostenibilidad: que tú puedas usar algo que fue de tu padre.

¿Cómo podría describirnos el perfil del cliente de Leica?

Todos ellos son apasionados de la fotografía, pero es muy dificil clasificarlos porque son muy variados. Hay ejecutivos de banca, artistas, fotógrafos ama­teurs y profesionales. Hay de todo, Lo cierto es que me cuesta mucho establecer categorías. Hay quien se acerca a la marca por recomendación de amigos, otros por curiosidad …

¿Qué espera de su llegada a Espa­ña tras la apertura de esta tienda en Madrid?

España siempre ha sido un mer­cado muy agradecido y lo cierto es que tiene un potencial inmen­so en relación al arte, a la foto­grafía. Creo que hay muchos amantes de la fotografía espa­ñoles que merecen una tienda como esta.

¿Cree que la fotografía tiene más clientes masculinos que femeninos?

Realmente no manejo las cifras, pero creo que en 2020 no hay una dominación masculina. Lo que sí percibo es una profesionalización de los usuarios que empiezan trasteando con la fotografía a través de una app y luego dan el salto a Leica.

En relación al peso del mercado es­pañol, ¿qué representa nuestro país para Leica? ¿Cuál es el objetivo?

España es un caso extraordina­rio por muchas razones. Tenéis unos grandes almacenes muy bien distribuidos por toda vues­tra geografía que ofrece produc­tos de primera categoría. Me refiero a El Corte Inglés, y eso es algo que Italia no tiene, por ejemplo.

Además de las cámaras, ¿habéis considerado ampliar vuestro nego­cio con otros productos?

El alma de Leica siempre será la fotografía, por lo que estamos abiertos a seguir explorando en este sentido, pero veo muy difí­cil salir de todo lo que no sea ese ámbito.

¿Cuál es la relación de Leica con los teléfonos móviles?

Tenemos un partnership que funciona muy bien con Huawei desde hace unos años. Nuestro CEO asegura que vivimos la segunda revolución digital con las cámaras integradas en los smartphones (la primera fue la llegada de las cámaras compactas al mercado). Estamos muy contentos de participar de esta segunda revolución y ofrecer un buen servicio a nuestros partners.


Todavía puedes hacerte con tu ejemplar de Forbes 70

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -