Regalos fáciles para hombres difíciles

No es fácil regalar. Los hay que no saben. Los que siempre te regalan un libro. El primero que pillan. Yo soy de los que se toma las cosas con tiempo. Cuando encuentro un regalo lo compro y tengo un pequeño almacén que se va vaciando cuando llegan las fiestas de guardar y fechas celebradas.

A continuación una selección de regalos para hombres “difíciles”, exigentes, caballeros que lo tienen todo, que ya saben ellos lo que quieren antes que tú y se te acaban adelantando porque el capricho para ellos no es un parque de Madrid (14 héctareas) sino una filosofía de consumo. A continuación algunos regalos que yo mismo me regalaré un día de estos.

La primera sugerencia viene con aperitivo incluido. Dedícate unas cañas con ración de bravas en el Alonso, en la calle Gabriel Lobo (ojo a esta calle, junto al Viso, que puede ser la nueva Jorge Juan). A poder ser un sábado. Antes o después según sea el biorritmo de tu vermú entra en Lince y Lobo, el proyecto vital de Victor, una de las mejores tiendas de Madrid en este momento para hombre. No tiene muchas marcas, tiene las que a él y a mí me gustan. Jeans de Indigofera, camisetas de Merz b. Schwanen, chaquetas enceradas y bolsas Filson y zapas Veja. Look gasolinero de Austin, pero todo muy cuidado.

Te recomiendo: La Paz, la firma portuguesa inspirada en el Atlántico del portuense André Bastos Teixeira. En especial el abrigo verde que te hará sentirte como fueses a salir en la portada del álbum de The Smiths The Queen is Dead. No es poco.

¿Recuerdas ese subidón que nos daba al entrar en Vinçon? No renuncies a él. Si vas a Domestico (Barcelona y Madrid) el sentimiento es parecido. El proyecto de diseño de Octavio está consolidado. Muebles, cuadernos y revistas (Tapas y T magazine andan por allí). La aventura comenzó en internet como portal de design y buenos precios. Así que también te recomiendo comprar en su página web, pero da menos gustito.

Te recomiendo: un billboard color verde hospital con letras para que dejes notas de amor a tu chica o recados a tu suegra.

Best Made Company, una de mis tiendas favoritas del Tribeca neoyorquino acaba de abrir esta semana en Los Ángeles (145 South La Brea Ave). “Be optimistic” (Se optimista) es su lema. Han tardado tres años pero ya arrancó para ellos la conquista del oeste. Equipamiento para pijos que buscan en la naturaleza una salida a las noticias del Financial Times. Las chaquetas de lana te sirven para el Ampurdán y para el Alto de los Leones sin sentirte que North Face se ha comido tu cultivado estilo preppy urbano.

Te recomiendo. La colección de hachas. Para mí el mejor el Royal Standard (348 dólares), ojo tendrás que facturarlo o comprarlo online que no están los aeropuertos para coñas de pijerío forestal.


Ahí va una de libretitas. Las Moleskine molan, claro que si, porque te sientes un poco Hemingway aunque estés apuntando la lista de la compra pero… ya hay muchas copias y las tiene todo el mundo. Si quieres ser un “influencer” en el planeta libretas, apúntate la marca de Chicago Field (@Fieldnotesbrand) el modelo Black Ice con una edición limitada a 30.000, lleva la portada protegida por un barniz metálico, con páginas regladas y es espectacular por solo 12,95 dólares. Field tiene un club de suscriptores que si te apuntas vas recibiendo todos sus lanzamientos. Y así vas apuntando nuevos regalos para cuando escuches el clásico: “¿qué quieres que te regale? Prefiero preguntarte porque contigo es muy difícil acertar.

Artículo publicado en El Español por Andrés Rodríguez

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -