Lo que no pudiste ver en el 50 Best

“A ver si se acaba ya, que estos se han pensado que la vida es esto”. El que así hablaba era Bittor Arginzoniz, el druida de las ascuas, de Etxebarri. No pierdas el tiempo. No le busques, ni él ni el restaurante tiene red social alguna. Es conocida la timidez de Bittor y también la magia de su cocina. Cenar allí es una de las cosas más especiales si puedes permitírtelo. Bittor cría sus propias bufalas, las ordeña y hace la mozarella que luego pondrá a la brasa para ti. Claro que un diamante es para siempre pero prueba un cena sorpresa en Etxebarri para tu pareja y pensarás que el tiempo se detiene.

El tinglado, con Andoni Aldekoa, director general del Palacio Euskalduna como anfitrión, lo organizaba Charles Reed y su familia, editores, entre otras de la revista para profesionales Restaurant. Reed es el responsable de William Reed Business Media, una editorial familiar heredada (desde 1862) a lo largo de varias generaciones. Su portafolio bebe del segmento B2B (business to business, medios para profesionales) y está centrado en el sector de la gastronomía, con publicaciones y eventos. The World 50 best es su marca más conocida.

Hablo con William en la paradinhapara el café de uno de los talleres en el Guggenheim. Perfectamente vestido, a lo Saville Row, me cuenta que su modelo de negocio sufre menos al no depender de las ventas de quiosco, y también porque sus ingresos se apoyan en las inversiones para marketing entre profesionales y no en el consumo. “Los premios se dispararon desde que lo ganó Ferran Adriá”. No me sorprende porque conozco la impresionante potencia mediática de Ferran. Patrocinados con vehemencia por San Pellegrino ignoro la opinión de Adriá de como han ido derivando.

Adriá se dejó ver en Donosti el domingo. A “su discípulo” Andoni Luis Aduriz se le ocurrió convocar a amigos y colegas un día antes de que comenzase el programa 50 Best para celebrar los XX años que lleva creando gastronomía a contracorriente en Mugaritz. Permítanme que repita. A contracorriente. Aduriz es ahora mismo el mayor creador gastronómico del país. ¿Cómo es posible que la guía neumática Michelin no le haya concedido aún tres estrellas? 

La fiesta de Mugaritz tuvo más de bacanal que de cumpleaños.Tomasitohizo al maestro Arzakponerse las gafas de sol para evitar selfies indiscretos. Su canción “Camino del hoyo” es mi hit esta semana. Mikel Urmeneta, en capilla para los San Fermines, demiurgo del Zoco(el restaurante de la capital que agita junto a Jon Sistiaga), se paseaba con un serrucho de juguete en la mano y buena compañía. Más de feria de pueblo que de relaciones públicas solo faltaba Asurancenturix, el bardo de Axterix, o puede que estuviese y no coincidiesemos. Andoni pensó un fiesta para él, como su cocina, para darse un pasote de risas entre amigos y compañeros de curro. De 12 a 12, para todos, para familias, para canallas, para ligones, para envidiosos, para aprendices, para sumillers, para las marcas, para la prensa, para contarles a los del 50 Best que en Donosti cuando se festeja se toca el tambor. Y bailamos a los GunsNRoses y a los AC/DC locales en un camión (Rock And Braum) uy se subió Pepe Solla a tocar la guitarra y Diego(DStage) Guerreroa cantar. Y Aduriz a presentar a agitar a las masas. Las nueva rock stars son los cocineros. TAPAS magazine lo sabe bien.

Y nos pusimos moraos a comer cordero con las manos, a dar besos y abrazos, a reirnos con la camiseta de Sacha. Adrià pasó por allí y se zampó a cucharadas casi una lata entera de caviar. Y dejó el protagonismo a Aduriz. Siempre elegante Ferran. Más nombres: Toni Segarra, que prepara artículo sobre como imaginamos MAN ON THE MOON (@manonthemoon magazine), el creativo murciano Jorge Martínez, Kristian Pielhoff (presentador de uno de mis programas de culto, Bricomanía) y así un centenar. 

¡Que eficaz es la comunicación cuando es natural! He visto pocos eventos que hayan impactado con tal frescura en los medios. En plena competencia en las redes con la semana de la moda hombre de Milán, te aseguro, y  he hecho diez años la semana de la moda que el lugar en el que había que estar era en Mugaritz. ¿Como se conectaron los astros? Porque Andoni tiene magia. Tuve la oportunidad de probar el nuevo menú hace dos meses, aún en rodaje, y salvo la anguila viva que se me resistió es una delicia.

Si saltamos al martes, el Euskalduna gritaba su nombre al mundo como capital gastronómica. El evento, dicen que el más conseguido de los últimos años, el año pasado fue en Melbourne, y antes en el Cipriani de Nueva York, se ha disparado. Alfombra roja como en los Oscar, la vanidad de los Chefs como si fuera colesterol del malo, y en el patio previo stands con los patrocinadores a la venta del producto. Mario Sandovalejercía como cara de Salmón Noruego, y Patricia Mateo -cuanto está cambiando la comunicación gastronómica su agencia Mateo &Co con Luis Martí (atentos a la pasión por el teatro de este hombre).

El lobby era puro business. Rafael Anson me dijo conocer al ganador, junto a su hija Alejandra. Los nominados se paseaban con una bujanda roja con el logo del certamen orgullosos de la noche. Los publicistas a la caza de cocineros y patrocinadores. La gastronomía es el nuevo rock & roll circus. La gastronomía esta tan de moda que al lapiz le estamos sacando demasiada punta. Maria Taop ha viajado desde Los Angeles para estar en los premios. ¿Su negocio? Gestiona una web, un blog y una página de Instagram que se llamaThe Art of Plating (el arte de emplatar). ¿Su business? Ser lo más conocida posible. Me enseña videos con más de medio millón de visitas. Su objetivo hacerse muy famosa, fotografiarse con Daniel Humm (que a pesar de ganar el TAPAS Chef of the year pasó en la lista del 1 al 4 puesto -“Mejor restaurante de nortemarica no es un mal titular

Tampoco viste la impresionante noche en el Mina -“Si vas a Bilbao tienes que ir a comer allí me dijo Ferran Adriá) con Pablo Alomar, el hombre que más sabe de sake en España y Álvaro Garrido. Creo que Bilbao no olvidará la potencia de haber acogido un evento así, aunque a la mañana siguiente comiendo en el restaurante que Eneko Atza ha abierto en el Euskalduna, un crítico gastronómico al que admiro y respeto, junto a su pareja, me ayudaron a tener una visión más completa: “esto es ya un circo. Gana el chef –Massimo Bottura (@massimobottura)- que mejor da los abrazos a quien hay que darlos”.  Joder, me quede pensativo. ¿Que tal doy yo los abrazos? De cine, los doy de cine.

Artículo publicado en El Español por Andrés Rodríguez

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -