Cosas que (me) ayudan a vivir

Tres años ya publicando consejos. ¿Quién dijo que a los hombres no nos gusta preguntar cuando nos perdemos (en la vida)? La primera portada de nuestro especial Lo que sé de la vida la ocupó De Niro; la segunda, el filósofo amarillo Homer Simpson; y ahora, por primera vez (pero no la última), un objeto: las gafas de Elvis (feliz no cumpleaños, Aaron).

Ahí van mis pistas para este año. Esas pequeñas cosas a las que cantaba Joan Manuel que, para mí, están repletas de antioxidantes: los ojos de Adriana Lima, el color Safari de la pequeña Leica Digilux, los calcetines de colores, el tono turquesa elegido por Pantone como color del 2010, las recomendaciones para perderse del Robb Report, la nieve en polvo, mis auriculares inalámbricos AKG K 930, las chicas de la redacción de Harper’s Bazaar, la barba de Sébastien Chabal, los post diarios del Esquire.es, hacer carreras (falsas) con mi Triumph con las chicas que surcan Madrid en bicicleta, las ostras del Mercado de San Miguel (¡gracias Gomaespuma!), el nuevo reloj teléfono de LG, recibir mails de lectores de México, Argentina y Chile, contestarlos, las coñas de Jacinto Antón en su último libro, pillar la salida de emergencia en easyJet, el sonido del Vocoder, el vino Clío de Jumilla (la última razón para visitar Cartagena), comprobar que realmente queda  hielo en el congelador, el conmutador para aviones del  iPhone, el solo de gaita de Bon Scott en It’s a long way to the top (If you wanna rock and roll), un guiso de cuchara, una reserva en Arzak, mis zapatos de Gucci, un par de horas en el sofá con Benny Hill, el esperado nuevo lanzamiento del tablet de Apple (mitad iPhone, mitad MacBook), nuestras oficinas en la calle Almirante, caos, trasiego y hogar. Elvis en Don’t be cruel. Y las letras Dymo. El Dymo de nuestra portada.

Artículo publicado en Esquire por Andrés Rodríguez

Artículos relacionados

© 2022 Andrés Rodríguez. Todos los derechos reservados. -